Fotógrafo de Producto

Somos fotógrafos de Producto especialistas. Mejoramos la imagen de tus productos para que transmitan todo lo que tiene que decir tu marca una calidad visual insuperable.

Pídenos presupuesto vía whatssap o en nuestra página de contacto

De nada sirve tener una web o tienda online si no consigues atraer a tus clientes con fotografías atractivas que los invite a la compra de tu producto. ¿Eres consciente del poder que tiene la fotografía de producto? ¿En qué porcentaje podrían aumentar tus ventas y, por consiguiente, tus ingresos? ¿Sabías que puedes ganar la batalla a tus competidores si ofreces la mejor imagen de tus productos?

Vender online no solo es escribir, comentar y añadir cualquier imagen. Es necesario hacer la presentación del producto de forma atractiva. Por lo tanto, el dicho «vale más una imagen que mil palabras» es muy acertado en este caso. Si queremos que el entorno web sea atractivo y se diferencie de la competencia, hay que incorporar imágenes y fotografías de calidad que despierten el interés y llamen la atención.

¿Qué es la fotografía de producto?

Si quieres captar la atención del público objetivo y generar la necesidad de compra debes seducir con imágenes de calidad a tus potenciales clientes. Para tal fin, la fotografía de producto es muy útil porque se puede utilizar en diferentes medios de comunicación (diarios y revistas digitales), nuestra web, tienda online y redes sociales.

Las empresas de fotografía de producto y fotógrafos especializados conocen todas las técnicas para obtener los mejores resultados de la imagen final. Aspectos como la dimensión, forma, textura, materiales o color son claves para captar la atención de nuestros clientes.

Al realizar una fotografía de producto hay que controlar las sombras, los brillos, los reflejos, la iluminación y los ángulos, entre otros detalles sumamente importantes si se quiere ofrecer un trabajo profesional. La reputación de nuestra empresa y su marca están en juego.

Cuando nos referimos a esta fotografía debemos tener en cuenta la importancia de la calidad, porque se trata de presentar la mejor imagen de ese producto siendo fiel a sus características. No es lo mismo que las fotos para ecommerce, las cuales están preparadas además para que sea cual sea su resolución en una web o dispositivo móvil transmitan todos los beneficios del producto.

Las imágenes pueden ser de comida, muebles, ropa, productos de cosmética o todo lo susceptible de ser vendido. Cuando un comprador no puede ver el objeto en persona, se le debe ofrecer la mayor cantidad de información posible y persuadirlo para que lo compre. Una gran foto ayuda en la venta.

Por lo tanto, la tarea de edificar una propuesta atractiva requiere de profesionales y un equipo de fotografía especializado. Asimismo, hay que evaluar las características propias de cada proyecto para valorar si el equipo de trabajo debe ser más o menos numeroso, así como saber también con qué profesionales se puede contar y qué tipo de material fotográfico hay que utilizar.

1. Consejo 1: Objetivos de la fotografía de producto

Cuando se hace este tipo de fotografía se deben tener en cuenta los siguientes objetivos para conseguir un resultado vendible:

– Despertar el interés. Los posibles compradores que estén interesados en comprar el producto deben mostrar interés y querer saber más sobre él.

– Descripción visual. Es muy importante ofrecer el mayor número de detalles e información del producto que queremos vender.

– Cercanía con el comprador. La fotografía debe mostrar cercanía y empatía con el posible cliente. Es importante generar engagement para que el consumidor interactúe y se comprometa con la marca.

– Diferencias con la competencia. Una fotografía de producto exitosa destacará del resto de competidores por su calidad y profesionalidad.

2. Consejo 2: ¿Qué vas a obtener?

La imagen original es una herramienta muy útil a la que no se presta mucha atención en el diseño web. Muchas veces se hacen fotografías con un dispositivo móvil no adecuado o se usan las que ya teníamos en el archivo, sin prestar atención a la calidad, resolución y tamaño. Por ese motivo, a continuación explicamos qué beneficios ofrece la realización de estas fotografías:

– Mostrar productos profesionales. Una página web o tienda online puede verse mucho mejor si ofrece la fotografía de un producto original. Usar fotografías publicitarias profesionales nos garantiza una imagen más elegante, atractiva y profesional.

– Distinguirse de la competencia. Si utilizamos imágenes que la competencia utiliza porque las hemos extraído de bancos de imágenes libres de derechos, no estamos ofreciendo un valor añadido porque dichas imágenes ya son de dominio público.

Nada mejor que ofrecer un producto diferenciador y competitivo que sea capaz de transmitir un mensaje exclusivo.

– Mostramos productos con identidad propia. El uso de fotografías originales con diferentes fondos, modelos, composiciones originales y distintos usos de la luz, entre otros factores que hay que tener en cuenta, garantiza una identidad propia. A cualquier cliente le gusta la exclusividad.

– Atraer más clientes con el mensaje adecuado. El lenguaje fotográfico es capaz de seducir y generar sensaciones. Su atracción es muy poderosa. Por ejemplo, imagina que quieres tomarte un café y se te muestra la fotografía de un café que desprende su aroma. O tienes mucha sed y, en ese momento, ves una imagen de un refresco que te seduce porque transmite el mensaje de que saciará tu sed.

– Una imagen atractiva vende. Una imagen atractiva debe ser eficaz porque es la primera baza que se tiene para convencer a los clientes de que tienen a su alcance el producto que están buscando.

3. Consejo 3: Confianza y seguridad

Si quieres ganarte a los clientes, debes generar una relación de confianza y seguridad. Nada mejor que mostrar que tu negocio es profesional y, para ello, debes cuidar todos los detalles relacionados con la imagen.

Como bien sabes, los clientes compran en aquellas empresas en las cuales confían; por eso se deben construir relaciones antes de vender, porque la venta comienza antes de conocer al cliente. Primero, debes diseñar una campaña que permita allanar el camino para cuando sea el momento de la toma de decisión de la compra.

Partimos de la base de que un cliente no sabe quién eres ni cuál es tu negocio. Desconoce tus productos y tampoco sabe qué reputación tienes en el mercado. Ahora bien, ¿qué le quieres vender? Porque todos estos planteamientos son claves a la hora de interactuar con nuestros potenciales compradores.

Por lo tanto, una venta es la consecuencia lógica de acompañar al cliente potencial en el proceso de la compra para conseguir que conozca, le agraden y, finalmente, confíe en los productos y servicios que se le ofrecen. ¡Las imágenes y fotografías son claves para generar esta confianza!

Tipos de fotografías

Como hemos explicado anteriormente, es muy importante que una fotografía comunique la información que queremos transmitir sobre nuestro producto. Por ese motivo, debe ilustrar todas las facetas de dicho artículo que ayuden a los compradores a elegir sin dudas y con certeza. A continuación, enumeramos los tipos de fotografía que existen:

1. Fotografía de estudio

Con esta modalidad fotográfica mostrarás a tus clientes potenciales lo que vendes. Cuando los compradores exploran las imágenes se sentirán atraídos porque las fotos serán nítidas y luminosas. Son fotografías bien iluminadas que ayudan a establecer una expectativa realista sobre lo que el cliente quiere para evitar cambios y devoluciones.

2. Fotografía Lifestyle

Con este tipo de opción mostramos el producto en todo su esplendor en su hábitat natural. Esta foto nos permite imaginar cómo sería nuestra vida si tuviéramos el producto. Se crea una escena en la que se muestra el producto en pleno uso. Es una forma de persuadir al comprador para que haga la compra.

3. Foto detalle

Una foto cercana destaca las características del producto desde cualquier ángulo. Es una forma de mostrar la calidad y textura de los materiales. También es muy útil para ampliar los pequeños detalles como el cierre de un collar o el forro de un bolso. Los clientes detallistas se centran en aspectos minimalistas.

4. Fotografía a escala

Este tipo de propuesta es para resaltar los detalles del producto. Tiene que ver mucho con la dimensión y tamaño del producto que se ofrece. Si vamos a comprar un jarrón, queremos saber si cabe una flor o un ramo completo.

5. Packaging

Cuando se utiliza este tipo de fotografía nos preocupamos del empaquetado del producto. Una bonita foto de packaging es ideal si queremos mostrar que un artículo determinado es ideal para hacer un regalo fantástico.

6. Foto grupal

Cuando se toman fotografías de varios productos juntos es porque queremos vender artículos que forman parte de una serie o conjunto como, por ejemplo, un juego de cuencos, un juego de café, una vajilla, etc. También se pueden hacer tomas de los productos disponibles en diferentes colores y acabados. Este tipo de fotografías son muy atractivas para describir variantes.

La fotografía y la venta online

La fotografía de producto en el comercio electrónico adquiere especial relevancia porque servirá para impulsar nuestras ventas. No es lo mismo hablar sobre un producto sin mostrarlo que acompañarlo de una imagen de calidad.

Sin duda juega un papel muy importante y hay que prestarle la atención que requiere, realizando un esfuerzo económico que, de forma segura, se reflejará en el aumento de los pedidos o ventas.

La venta online no para de crecer en el mundo. Este crecimiento indica que tenemos que seguir invirtiendo e innovando en este sector durante los próximos años. Hablamos de presente y futuro. Y como hemos expuesto anteriormente, la fotografía tiene más de una razón de peso.

1. ¿A qué se debe el auge del número de usuarios del e-commerce?

La población se decanta por el uso del comercio electrónico a la vez que aumenta su confianza en los sistemas de pago. Como bien sabemos, la mayoría de las empresas han adaptado sus tiendas online a los dispositivos móviles para poder realizar las compras por internet de una forma más sencilla, rápida y ágil. Sin duda alguna, esto ha generado un impacto directo en el aumento de compradores online.

Por ejemplo, el auge de las tiendas que venden artículos de ropa online se debe a que muestran ofertas muy atractivas. Los sectores que más ventas declaran son la ropa y el calzado.

A esta tendencia se suman los youtubers e influencers. Estos se han hecho muy famosos en las redes sociales y ayudan a muchas empresas a captar la atención de los consumidores. Pero si queremos publicitar bien nuestro producto es necesario que primero hagamos una inversión en fotografía de producto para que estos influencers deriven a los posibles compradores a nuestro portal de compra.

2. Entonces ¿Por qué es importante?

A continuación, te ofrecemos las principales razones por las que es fundamental ofrecer una buena imagen de producto:

1. Diferenciación. Debes diferenciar tu producto de la competencia con imágenes únicas y de calidad que capten la atención y te otorguen personalidad.

2. Toma de decisiones. Cuando un cliente puede ver una imagen que se sostiene sobre la información escrita tendrá una mayor compresión de lo que quiere comprar y le ayudará en la toma de decisiones.

3. La primera impresión. Se dice que solo hay una primera vez para causar una buena impresión. Por lo tanto, no puedes olvidar que, si un cliente se siente atraído y consigues captar su atención, será capaz de ahondar en la información para finalizar con una compra.

4. Oportunidades de compartir. Un contenido atractivo e interesante siempre es compartido. Si consigues que tus fotografías vendan por sí solas, habrás dado un paso muy importante.

5. La información es vital. Es aconsejable ofrecer varias fotografías con diferentes perspectivas del producto para ofrecer más información.

3. Recomendaciones y consejos:

Sin duda alguna, este tipo de fotos requiere de más cuidados. Por lo general, su solicitud encierra exigencia, plazos de entrega y negociaciones. Algunas recomendaciones que tener en cuenta son las siguientes:

– Fotografías diferenciadoras. Debes pensar que las fotos para tu e-commerce deben diferenciarse de las que utilices en un catálogo de papel. Están pensadas exclusivamente para este formato.

– Gancho fotográfico. Estas fotografías son una excelente oportunidad para mostrar lo que puedes ofrecer. La idea es que tus clientes puedan compartirlas a través de las redes sociales o medios telemáticos.

– Contrata profesionales. Debes contar con profesionales que puedan hacerte fotografías de calidad y que transmitan el mensaje que buscas. Una imagen mal tomada o desenfocada no refleja la esencia del producto y puede, incluso, infravalorar tu marca y perjudicar la venta.

Es preferible invertir en un buen profesional que tenga en cuenta los detalles. Hay cuestiones que solo domina un buen fotógrafo, como decidir si hacer la fotografía de producto con luz natural o artificial.

– Número adecuado de imágenes. No debes escatimar en fotografías porque el contenido visual de tus productos es muy importante. Posteriormente, ya habrá oportunidades para que el cliente contacte y solicite más información. Pero, inicialmente, debes ofrecer una idea clara de lo que estás vendiendo.

¿Y si necesito posproducción?

¿Sabías que las imágenes más sorprendentes necesitan de posproducción fotográfica? La toma de una fotografía es muy importante porque requiere de conocimiento y técnica, pero la posproducción es una fase muy importante si queremos que un cliente quede realmente sorprendido.

La posproducción de fotografía está pensada para que el autor pueda conseguir el resultado que busca, si aún no lo había conseguido. Este paso requiere de técnica, conocimiento y habilidad para conseguir un excelente resultado.

1. Planificación. Este paso es fundamental porque se necesita saber qué se quiere conseguir a través de la fotografía. Si no se tiene claro el mensaje que se quiere transmitir, es muy difícil conseguir la imagen correcta. Podremos retocar digitalmente la imagen si inicialmente no logramos lo queremos.

2. Práctica. Un elemento muy importante a la hora de retocar una imagen es la práctica. Los profesionales de la fotografía cuentan con programas muy útiles para hacer los retoques. Pero solo un profesional experimentado y con práctica medida será capaz de automatizar las acciones que se deben llevar a cabo para realizar las correcciones.

3. Gestión del color. Si queremos mejorar una imagen, es muy importante que nuestro profesional conozca la gestión del color. Si esto no ocurre, podemos tener un resultado fatídico porque se transmitiría una idea de desorden y mala planificación. El color es clave para conseguir un sentimiento o sensación.

4. Retoques. Cuando hemos corregido el color y se consigue el resultado deseado, hay que hacer retoques estéticos. En esta fase, se tienen en cuenta los montajes, desenfoques, siluetado, etc. Dependiendo de si se busca una imagen más natural o elaborada, se harán más o menos retoques.

Finalmente, cabe destacar que los profesionales cuidan mucho su entorno de trabajo y el ambiente en el que realizan sus tareas de edición fotográfica, y tienen en cuenta los espacios con colores no saturados.

Fotografías para catálogos 

Un catálogo es una herramienta de venta y de seducción muy importante, ya que es el punto de encuentro entre el cliente y la empresa, por lo que siempre vamos a elegir lo que nos interese previamente mostrar para generar la venta que buscamos.

En pocos minutos hay que conseguir seducir al cliente a través de las imágenes, por ese motivo deben ser profesionales, atractivas y muy comunicativas. Por lo tanto, nada mejor que una buena fotografía de calidad para potenciar nuestra marca y aumentar nuestras ventas.

1. El catálogo de moda debe causar emoción

Antes de hacer un buen catálogo hay que planificar a quién va dirigido para hablar el mismo lenguaje que el cliente. Las fotografías deben tener sentido y un mensaje para que nos garantice el éxito. Esto forma parte de la identidad de la marca, al igual que sus valores. Si nos fijamos en una campaña deportiva o la promoción de una colección de ropa en primavera no se transmite ni los mismos mensajes ni los mismos valores o emociones. Todos estos conceptos se trabajan previamente.

Con una buena sesión de fotos se puede potenciar la imagen de marca, tener más alcance en la campaña, que nos recuerden durante más tiempo, conectar con nuestra audiencia, etc.

2. Presupuesto para la creación de un catálogo

Para poder calcular un presupuesto se debe tener en cuenta todas las fases de producción del catálogo, el trabajo previo a la sesión, la realización fotográfica y la fase de posproducción. Además, un aspecto importante es el margen de tiempo que existe hasta la entrega de las fotos. La flexibilidad en la entrega también es un factor vital para la obtención de un buen resultado.

3. Casting de modelos profesionales

Las sesiones de fotografía con modelos hacen que el producto se entienda mucho mejor. Según algunas estimaciones, este tipo de fotografía tiene hasta un 147 % más de conversión, ya que genera más confianza y tráfico.

Por otro lado, cabe destacar que se necesitaría un presupuesto mayor porque habría que hacer un casting para elegir al modelo profesional, valorar si se necesitan estilistas, maquillaje y peluquería, entre otros detalles.

¿Cuál es el resultado final? Lograr que nuestro cliente se visualice a sí mismo usando o consumiendo un producto. Este es el empujón final para pasar a la compra y pago del producto.

4. Mensaje claro y eficaz

La fotografía puede generar muchos tipos de sensaciones como la de verse más joven, espontaneidad, o sensualidad. Esto se consigue si hay una buena comunicación desde el inicio del trabajo.

La comunicación con el fotógrafo y el equipo de trabajo es muy importante para que todos remen en la misma dirección. Si queremos transmitir naturalidad, todo el equipo tiene que mantener el foco en este mensaje. Y también será deber del fotógrafo cuidar la luz, los planos y ambientes para que la fotografía nos muestre ese resultado final.

Es cierto que las decisiones siempre las tiene quien contrata, pero hay que tener en cuenta la experiencia de los profesionales que llevan a sus espaldas muchos años de sesiones de fotografía. Ellos siempre pensarán en conseguir el mayor beneficio.

En resumen, la fotografía de producto sirve para vender o presentar un objeto determinado. Nuestro objetivo es conseguir que nuestro cliente sienta que tiene nuestro producto en sus propias manos y esté convencido de hacer la compra.

 
 

Si estás interesado o necesitas más información sobre la fotografía de producto contacta con nosotros 

Contacto
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?